Un uso inadecuado de los zapatos durante estas fiestas puede pasar factura en el mes de enero. La elegancia está reñida con la comodidad porque lo que los cánones actuales entienden por elegante se aleja bastante de la fisiología y realidad del pie.

 Al elegir un calzado muchas veces priorizamos el estilo, pero lo más importante, desde el punto de vista práctico, es que sea duradero, que proteja los pies y sea cómodo. Hay que recordar siempre que “es el calzado el que debe adaptarse a la forma del pie, y no el pie el que debe ajustarse a la horma del zapato”. Y, si lo forzamos, terminaremos con dolor de pies, ampollas, callos…, que con el tiempo pasan a ser permanentes y con solución quirúrgica en muchos casos.

 Fundamental antes del uso del calzado el vestir correctamente al píe con un calcetín, a poder ser de algodón o lana que abrigue bien, prestando especial atención a las costuras o gomas del mismo que puedan comprometer la vascularización o provocar lesiones epiteliales.

 Calzado para pasear y realizar compras

Recomendamos que estos días para pasear y realizar compras se utilice un calzado cómodo, de tacón ancho con suelas de goma o material adherente por si llueve, haya humedad o frío. Los zapatos deben tener una capacidad aislante y unas anchuras correctas sobretodo si se debe caminar durante un rato con ellos para que la estabilidad y el confort sea el correcto.

 Zapato de lluvia

El calzado de lluvia tiene la capacidad hidrofóbica que permite repeler el agua. Las suelas de este tipo de zapato son más adherentes. En los días de lluvia es muy importante calzarse adecuadamente para proteger el pie del frío y de la humedad.

C\ Campoamor 91 1ºC Torrevieja (Alicante)

info@miguelmartinezpodologo.com

965 707 792