CIRUGIA PODOLOGICA

Cirugía Mínimamente Invasiva (M.I.S.)

 HALLUX VALGUS (JUANETE)

 El hallux abductus valgus (hallux valgus), comúnmente conocido como juanete o bunion, es una compleja deformidad que combina la afectación del  primer segmento metatarsodigital del pie, viéndose afectados por tanto el primer metatarsiano junto con sus dos sesamoideos, el primer dedo y la articulación que los une, la 1ª articulación metatarsofalángica, originando la luxación de ésta.

Todo esto va a ocasional la alteración de las diferentes estructuras que componen esta parte tan importante para la biomecánica del pie, incluyendo cápsula articular, ligamentos,  sesamoideos y todos los músculos, tanto intrínsecos (que se originan e insertan en el pie) como extrínsecos (que se originan en la pierna y se insertan en el pie) que estabilizan o facilitan el movimiento de la articulación.

Se trata de una deformidad de origen multifactorial, aunque en la mayoría de los casos existe como denominador común, “la forma anómala en que el pie funciona durante la marcha”. Esto va a favorecer a que los diferentes segmentos óseos se vayan deformando como consecuencia de la carga y la función mecánica a la que está sometido, es decir “al mal trabajo del pie durante la marcha”.

La etiología de esta patología no la podemos centrar en un único factor causante, si no que será una alteración multifactorial. La deformidad afecta mayoritariamente al género femenino, por lo que distintos autores justifican este hecho al uso de un calzado poco adecuado (tacón y punta estrecha) o el aumento de laxitud articular de las mujeres de forma general y durante determinadas etapas de su vida (embarazo, menopausia…), pero también podemos hablar de factores causantes  la genética y herencia (sobre todo en el hallux valgus juvenil) y lo más importante, el factor patomecanico (manera errónea de trabajo de nuestro pie).

El tratamiento del Hallux Abductus Valgus (Juanete) dependerá del grado de deformidad, la edad, la actividad del paciente y las manifestaciones clínicas presentes. Distinguiremos entre tratamiento preventivo, conservador y tratamiento quirúrgico.El podólogo es el profesional sanitario especializado en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los pies, por lo que el diagnóstico certero y las opciones de tratamiento, ya sean conservadoras o quirúrgicas, deben ser valoradas por dicho profesional de acuerdo con las expectativas del paciente, quien le asesorará y realizará el tratamiento más indicado.

Actualmente en nuestra clínica podológica encontrará el asesoramiento quirúrgico más eficaz mediante nuestras novedosas técnicas de mínima incisión, lo que le permitirá salir caminando tras la intervención, con un postoperatorio corto, sin dolor, reduciendo complicaciones y con una pronta vuelta a su actividad habitual.