QUIROPODOLOGÍA
Palabra proveniente del griego QUIRO (cheir,-ós) que significa MANO, PODO (pous, podo) que significa PIE y LOGÍA (logos) que significa CIENCIA o tratado, podríamos definirla como la “ciencia que mediante el uso de las manos cuida los pies”.
La Quiropodología es el campo más conocido de la Podología y uno de los más amplios. Contempla la eliminación de helomas (callos) e hiperqueratosis (durezas), el tratamiento de los papilomas, micosis (hongos), problemas ungueales, uñas encarnadas…. Etc.

El tratamiento quiropodológico no resulta para nada molesto y se realiza siempre bajo las más estrictas medidas de esterilización y asepsia.
En el caso de patologías que refieran dolor se le puede aplicar anestesia previamente para que éste no sea motivo de rechazo a la consulta.

En una consulta quiropodológica el podólogo no solo trata la patología consultada en sí, sino que valorará todo el píe, puesto que existen patología, como las hiperqueratosis (durezas) que esconden un componente biomecánico detrás (mal caminar) que las desencadena, por lo que habría que tratar el problema de base y es el PODOLOGO el especialista de asesorar y tratar estas patologías causantes mediante un análisis exaustivo de su pie.
No debemos olvidar nunca que muchos problemas se derivan de la incorrecta manipulación y tratamiento de estas hiperqueratosis o helomas y eso puede conllevar al agravamiento de la lesión y a que la única solución posible acabe siendo la quirúrgica.
No dude en consultar a su PODOLOGO.