La salud del pie incluye en el bienestar general. Consulte con nuestra clínica podológica

Las alteraciones en el pie y tobillo afectan a la mayoría de españoles de todas las edades y sectores. Es frecuente descuidar la salud de los pies o delegarla a un segundo término de importancia, incluso por parte de médicos generalistas.

La salud del pie incluye y condiciona la salud y el bienestar integral de la persona. Por eso, desde los primeros pasos que damos en la vida debemos vigilar y asegurarnos de que nos sostienen adecuadamente.

A continuación listamos una serie de consejos, algunos obvios y fáciles de realizar. Ya sabe, ante cualquier duda o cuestión, puede visitar nuestra clinica o enviarnos un email.

  • Examine sus pies regularmente, preste atención a cambios de color o temperatura. Si las uñas son gruesas o pierden su color pueden ser signos evidentes del desarrollo de hongos.
  • Higiene diaria. Debe lavarse regularmente los pies y asegurarse de secarlos completamente. La humedad puede perjudicar la salud del pie.
  • Corte las uñas de los pies rectas, no demasiado cortas. Asegúrese de no cortar las esquinas o los lados; eso puede causar uña encarnada.
  • Asegúrese de que los zapatos le quedan bien, no le aprietan ni comprimen los dedos. Le recomendamos que compre zapatos por la tarde, cuando el pie está más ancho.
  • El calzado debe ser apropiado a la actividad que esté realizando. Si va a caminar mucho procure llevar calzado bajo y cómodo.
  • No camine descalzo, sus pies estarán más expuestos a heridas e infecciones.
  • No automedique sus pies y tenga cuidado con los remedios caseros, en ocasiones pueden perjudicar más que ayudar
  • Si usted es diabético, debe visitar a un podólogo al menos una vez al año para revisión y tratamiento. Es vital para prevenir daños mayores
  • La prevención desde la infancia puede provocar dolencias y patologías crónicas de adulto. No estime el cuidado del pie sólo para personas adultas.

carasonriente